Frank Sinatra está resfriado

Autor: Gay Talese

«Con un vaso de bourbon en una mano y un cigarrillo en la otra, Frank Sinatra estaba de pie en un rincón oscuro de la barra del bar, entre dos atractivas pero ya algo mustias rubias que esperaban sentadas a que él dijera algo. Pero él no decía nada; había estado callado casi toda la noche, salvo que ahora en este club privado de Beverly Hills parecía todavía más distante…»

 

La obra

En el invierno de 1965, el escritor Gay Talese viajó a Los Ángeles con un encargo de la revista Esquire bajo el brazo: escribir una semblanza de Frank Sinatra. Al llegar, se encontró con que el cantante y su celoso séquito estaban a la defensiva; Sinatra no se encontraba bien, no estaba disponible y no tenía ganas de entrevistas.

Pero Talese decidió quedarse en Los Ángeles, convencido de que Sinatra se recuperaría y reconsideraría su oferta. Y mientras esperaba se dedicó a observar a la estrella desde una distancia prudencial y a entrevistar a sus amigos, socios, familiares y parásitos. Sinatra no llegó a concederle el ansiado cara a cara, pero la tenacidad de Talese valió la pena. Su reseña Frank Sinatra está resfriado pasó a la historia como toda una hazaña de la literatura de no ficción y supuso el punto de partida del “nuevo periodismo”. Su incisivo retrato de Sinatra dentro y fuera del estudio de grabación, por la ciudad y con el resfriado a cuestas nos dio a conocer tanto a esta figura singular de la canción como la maquinaria de Hollywood.

“Frank Sinatra Has a Cold”, publicado en el número de abril de 1966 de Esquire, es una de las obras de periodismo más famosas que se han escrito y a menudo se lo considera no solo el mejor perfil de Frank Sinatra, sino también uno de los mejores perfiles de personas famosas que se han escrito. En el 70º aniversario de la revista, en octubre de 2003, los editores nombraron al artículo «La mejor historia jamás publicada en Esquire».

 

El método

Talese había pasado los primeros 10 años de su carrera en The New York Times. Allí se sentía, sin embargo, restringido por las limitaciones inherentes a la redacción de artículos de diario, y empezó a buscar trabajo en revistas. En 1965 firmó un contrato para escribir seis artículos en un año con la revista Esquire. El primer encargo que le hizo el editor de Esquire fue escribir un perfil de Frank Sinatra. Era un encargo difícil, pues Sinatra había rechazado las peticiones de realizar entrevistas para Esquire durante años.

Sinatra estaba cerca de cumplir 50 y por aquel tiempo despertaba mucho el interés del público y los periodistas. La relación de Sinatra con una Mia Farrow de veinte años aparecía con frecuencia en las noticias. Un documental de la CBS había molestado a Sinatra, pues sentía que se habían entrometido en su vida, y estaba también descontento con las especulaciones sobre su conexión con los líderes de la mafia. También estaba preocupado por su próximo papel en un show de la NBC que tendría el mismo nombre que su álbum, A Man and His Music, sus participaciones en varios negocios de bienes inmuebles, su productora, su discográfica y una aerolínea. En aquella época, Sinatra tenía 75 empleados a su servicio.

Sinatra rechazó que se le entrevistase para el perfil. Sin embargo, en lugar de abandonar el encargo, Talese pasó tres meses, contando desde noviembre de 1965, siguiendo a Sinatra, observando todo lo que acontecía a su alrededor y entrevistando a cualquier miembro de su séquito dispuesto a hablar. Esquire pagó cerca de 5.000 dólares durante la redacción del artículo. Talese dudó si podría acabar el perfil, pero finalmente lo hizo. En una carta a Harold Hayes escribe «Puede que no tenga lo que esperaríamos sobre el verdadero Frank Sinatra, pero quizá, al no obtenerlo y ser rechazado constantemente y al ver a sus esclavos proteger sus flancos nos acercaremos a la verdad sobre el hombre» La historia se publicó en abril de 1966 sin que Sinatra cooperase lo más mínimo.

 

Algunas opiniones

«Frank Sinatra Has a Cold es más que un trabajo periodístico excepcional: es una gran obra de la literatura de Estados Unidos. Con solo 15.000 palabras, Gay Talese tejió un tapiz amplio y hermoso, minucioso como una novela, presidido por una figura compleja, misteriosa y shakesperiana llamada Sinatra.» (MARTIN SCORSESE)

 

Descargar archivo

Si le gusta el contenido de esta página y quiere contribuir a su mantenimiento, cualquier aportación será bien recibida.

donate button
Please choose the donation payment system