El infierno tan temido

Autor: Juan Carlos Onetti

«La primera carta, la primera fotografía, le llegó al diario entre la medianoche y el cierre. Estaba golpeando la máquina, un poco hambriento, un poco enfermo por el café y el tabaco, entregado con familiar felicidad a la marcha de la frase y a la aparición dócil de las palabras…»

La obra

Uno de los mejores cuentos de Juan Carlos Onetti es El infierno tan temido. Lectura densa, morosa, de sábanas frías y aroma a tabaco, en una noche interminable iluminada solo por un flexo de luz amarilla; como decía Muñoz Molina, leyendo a Onetti uno mismo se descubre como criatura de su propio mundo ficcional. La frase que da título al relato proviene de un soneto anónimo de gran difusión en el Siglo de Oro:

No me mueve, mi Dios, para quererte 

el cielo que me tienes prometido, 

ni me mueve el infierno tan temido

para dejar por eso de ofenderte. 

…. 

Para comprender mejor las circunstancias creativas que rodean a El infierno tan temido es oportuno traer a cuento el comentario del propio autor, en entrevista con Joaquín Soler Serrano. Onetti resume el argumento y el proceso de escritura que lo envolvió en los siguientes términos:

Era una pareja de dos chicos que trabajaban en la radio y se habían hecho ese juramento de amor. Que nada, nada, puede interferir, pase lo que pase. Cuando ella violó el juramento de amor, el individuo rompió con ella. Entonces, por despecho (y eso ha sucedido) ella comenzó a mandarle cartas donde había una fotografía de ella y fotos obscenas todas para martirizarlo. Ahora yo me acuerdo que yo intenté… que me habían dicho que yo no era suficientemente puro para escribir esa historia, me habían hecho esa advertencia, quien me contó esa anécdota. Después de escribirla varias veces noté que fracasaba, fracasaba, fracasaba. Hasta que un día otra alemana, que puede estar allí escuchándome, me dijo ¿por qué no la escribes como una novela de amor? Porque si ella le sigue mandando las fotos, si le sigue mandando eso, es porque sigue enamorada del individuo, aunque quiera destruirlo, si no se olvidaría totalmente… Y entonces fue así, escrito como una novela de amor. Ahora, los hechos son todos verdaderos. (Onetti, Juan Carlos. A fondo. Entrevista de Joaquín Soler Serrano. Madrid. Radio Televisión Española. 1977)

…otra alemana, sutil referencia a Dorotea Muhr, su última esposa, y es ella quien le da el mejor consejo para que el cuento fragüe (porque, como dice García Márquez, los cuentos fraguan o no fraguan, no hay término medio): convertir el despecho, la venganza, la crueldad en amor, tal como este sentimiento se problematizaría en una novela de amor. Porque no es un amor sencillo, claro está, sino un tipo de amor malsano, enfermizo, que derivará en tragedia. Otorgando una motivación esencial al impulso torturador del personaje, Onetti le otorgaba mayor complejidad y hondura al tema del cuento.

(Fernando Rodríguez Mansilla, doctor en literatura española del Siglo de Oro y miembro asociado del GRISO, Grupo de Investigación Siglo de Oro).

Algunas opiniones

Tal vez el cuento en que esa realidad otra, vicaria, se muestra más todopoderosa e inesquivable, sea “El infierno tan temido“, cuyo título es muy elocuente de la concepción del autor. El tan temido infierno es el que se genera en la vida de Risso, su protagonista y su víctima, a medida que la mujer le envía desde diversos lugares del mundo fotografías obscenas donde ella aparece, sola o acompañada, ejercitando la perversión; con cada una de las fotos la mujer busca los flancos débiles del hombre para asestar allí su golpe definitivo. “El infierno tan temido” revela, ya en 1957, la maestría alcanzada por Onetti en el género cuentístico; la obra es una pieza perfecta sobre el tema de la crueldad mezclada inextricablemente con el amor. Más: es la sutil mostración de las ambigüedades de la pasión amorosa, ya que la actitud de Gracia, la mujer, no es otra cosa que una manifestación más, por desusada y contradictoria que parezca, del amor que une y a la vez separa a dos seres humanos.

(Jorge Ruffinelli)

El universo de Onetti es tan compacto, tan unitario, y su obra tan personal que, en cualquier parte de ella (un cuento, un capítulo de novela), se encuentran la mayoría de los rasgos que configuran su sorprendente mundo novelesco. Analizar este cuento, equivale a hundirse en la médula del estilo y de las obsesiones de Onetti, casi iba a decir en los infiernos de Onetti.

… todos los motivos y recursos aparecen engarzados con la maestría que hace de El infierno tan temido un cuento perfecto, casi nos atreveríamos a decir: un paradigma del género. Una de las características principales del cuento, del buen cuento, es la de que nada sobre y la de que todo conspire a provocar el efecto final.

(JOSÉ SÁNCHEZ REBOREDO , “El infierno tan temido”, de Juan Carlos Onetti. Cuadernos Hispanoamericanos. Núm. 261, marzo 1972) 

Adaptaciones cinematográficas

El infierno tan temido es una película argentina de 1980 dirigida por Raúl de la Torre y protagonizada por Graciela Borges y Alberto de Mendoza. Se basa en el cuento homónimo del escritor uruguayo Juan Carlos Onetti. Se estrenó el 7 de agosto de 1980 y fue ganadora del Cóndor de Plata como Mejor película en 1981.

 

Descargar archivo

Si le gusta el contenido de esta página y quiere contribuir a su mantenimiento, cualquier aportación será bien recibida.

donate button
Please choose the donation payment system