La noche boca arriba

Autor: Julio Cortázar

«A mitad del largo zaguán del hotel pensó que debía ser tarde, y se apuró a salir a la calle y sacar la motocicleta del rincón donde el portero de al lado le permitía guardarla. En la joyería de la esquina vio que eran las nueve menos diez; llegaría con tiempo sobrado adonde iba. El sol se filtraba entre los altos edificios del centro, y él —porque para sí mismo, para ir pensando, no tenía nombre— montó en la máquina saboreando el paseo. La moto ronroneaba entre sus piernas, y un viento fresco le chicoteaba los pantalones…» 

La obra

«La noche boca arriba» fue publicada en el volumen de cuentos Final del juego en el año 1956.

«No te puedo decir cómo surgió la idea —que es una hermosa idea, esa de la inversión del tiempo— pero la situación central es exacta. Es decir, el tipo que tiene el accidente de motocicleta, que lo llevan al hospital y que entonces se hunde en una pesadilla —la de la persecución por los indios— hasta llegar a ese final, en que él se aferra desesperadamente a la idea de despertar y ya no despierta y descubre que la realidad es esa.

… las últimas seis frases, que describen lo que para nosotros es la vida cotidiana, en ese momento te das cuenta de que es infinitamente fantástico para un indio azteca, decir que esta montado en una especie de escarabajo mecánico, que hay luces sin llamas, que hay enormes edificios como no había en su tiempo. Nuestro presente, para él, es un futuro totalmente fantástico. Eso es, creo, lo que le da su calidad al cuento» (Julio Cortázar, “La fascinación de las palabras. Conversaciones con Julio Cortazar”. Omar Prego. Muchnik Editores. 1985)

Algunas opiniones

«En la ironía de la inversión final, el protagonista halla la revelación de su identidad en el instante del sacrificio y la muerte, con el retorno a su ser ancestral. El mundo moderno y el quehacer cotidiano sólo ha sido una huida al futuro del ensueño, una ilusión de realidad donde tampoco hay salida. Lo cotidiano se vuelve fantástico y el sueño-alucinación es la única verdad. El hombre crea su propia realidad en la raíz de su fantasía. En tanto el mito azteca de la guerra florida es para el hombre del siglo XX una extraña y fantástica memoria ancestral, la motocicleta, en la barroca metáfora «enorme insecto de metal que zumbaba bajo sus piernas» no expresa sino una fantasía, lo maravilloso técnico-científico, producto de la imaginación humana.

La función del lenguaje es descubrir el misterio de las cosas. ¿Cuál es el mundo real y el ilusorio? «¿No nos vemos conducidos a sospechar que la realidad de una civilización es el sueño de otra?»…

El final del cuento es un desesperado interrogante, la angustia del ser y el no ser. Realidad y fantasía; materia y espíritu quedan en una situación límite, en una ruptura. En la noche, el sacrificio del moteca es una eterna búsqueda, una condenación en el rito inevitable con que recobra el origen.» (Zunilda Gertel, “La noche boca arriba”. Disyunción de la identidad. “El escritor y la crítica”. Ed. Taurus, 1981)

Descargar archivo

 

Si le gusta el contenido de esta página y quiere contribuir a su mantenimiento, cualquier aportación será bien recibida.

donate button
Please choose the donation payment system