Primer Amor

Autor: Iván Turguénev

Los invitados ya se habían ido. El reloj dio las doce y media. Sólo quedaban el anfitrión, Serguei Nicolayevich y VIadimir Petrovich.

El anfitrión tocó la campanilla y ordenó retirar lo que quedaba de la cena.

—Entonces, está decidido— dijo, sentándose cómodamente en la butaca y encendiendo su cigarrillo—. Cada uno tiene que contar la historia de su primer amor. Le toca a usted, Serguei Nicolayevich.

Serguei Nicolayevich, rechoncho, de pelo castaño, cara fofa y redonda, miró a su anfitrión y luego levantó la vista hacia el techo…

El argumento

Primer amor, publicada en 1860, es una novela autobiográfica que recrea un hecho vivido en carne propia por Turguénev, recreando los tópicos y motivos que rondan por la mente del adolescente universal, el amor y particularmente esos amores inalcanzables. Un joven de dieciséis años se enamora de una princesa cinco años mayor que vive al lado de su casa, pero con el correr del tiempo entenderá que se trata de un amor imposible. La hermosa princesa perteneciente a una familia aristocrática venida a menos, y que es idolatrada y asediada por un séquito de admiradores que la visitan a diario, terminará enamorada de alguien ajeno al círculo de seguidores más cercanos, para el estupor y la desilusión del protagonista y de sus pretendientes.

Algunas opiniones

“…una de las más famosas novelas cortas de la literatura europea, “Primer amor” de Iván Turguénev (1818-1883). Turgénev, que murió en París donde vivió muchos años, fue el primer autor verdaderamente universal que dio la literatura rusa. Pero el encanto de “Primer amor” radica en que es un relato (una “nouvelle”) donde el argumento, quizá por primera vez, tiene mucha menos importancia que la descripción íntima, el entramado mental de los personajes. Siendo interesante la historia que narra, “Primer amor” nos interesa más (nos encandila más) ver cómo actúa Zenaida, la verdadera protagonista, guapa muchacha hija de una princesa empobrecida, o el padre del narrador jovencito, un hombre altivo y lejano, sobre el cuál recae mucho más la acción de lo narrado de lo que el lector puede juzgar al inicio… Amigo de Guy de Maupassant y de Gustave Flaubert (a quien James admira menos que a Turguénev, dentro de la altura) éste se nos muestra en esta breve obra maestra como un narrador refinadísimo que sabe que la atmósfera y los gestos pequeños, bien observados y narrados, van más lejos que cualquier historia, porque en verdad la multiplican… “Primer amor” son muchos primeros amores, muchos recuerdos, muchos olvidos, sorpresas insabidas, y la idea de que todo eso –en el tiempo— es la materia misma de la vida, no sólo lo que pudimos ser y no fuimos, sino los secretos que aprendimos cuando creíamos estar sufriendo únicamente”. (Luis Antonio de Villena)

Turguénev gusta de construir personajes femeninos fuertes, como gusta del amor como sacrificio, más que como conquista de la felicidad. Su prosa sin estridencias, su capacidad para comprender a los diferentes personajes y plasmarlos primando su coherencia interna, sin supeditar su individualidad a las necesidades del relato, hacen fácil la empatía. Los personajes se hacen daño, pero se comprenden, porque Turguénev, el más occidental de los escritores rusos, gusta de primar la vida sobre la trama y es ahí donde radica su brillantez, en la naturalidad de la historia, en la ausencia de artificios”. (Andrés Barrero)

Adaptaciones cinematográficas

Primer amor (Erste liebe). El actor Maximilian Schell se puso por primera vez detrás de la cámara en 1970 para adaptar esta novela del escritor ruso Iván Turguénev, sobre un adolescente que se enamora perdidamente de la bella Zenaida. Intérpretes: John Moulder-Brown, Dominique Sanda, Maximilian Schell, Valentina Cortese, Marius Goring.

Descargar archivo

Si le gusta el contenido de esta página y quiere contribuir a su mantenimiento, cualquier aportación será bien recibida.

donate button
Please choose the donation payment system